Alquimia Cosmética

Alquimia Cosmetica

Los beneficios de la alta cosmética natural

La alquimia cosmética se originó en el Antiguo Egipto. Es un sistema y procedimiento natural de salud y curación que se deriva de esencias puras de plantas, lo que lo convierte en el proceso perfecto para hacer un cuidado de la piel saludable, altamente efectivo y totalmente natural.

¿En qué consiste la alquimia cosmética?

El objetivo final de la alquimia cosmética es ofrecer productos para el cuidado de la piel saludables, holísticos y libres de materiales dañinos. A través de métodos ancestrales naturales de tratamiento de plantas y esencias naturales, todas las energías y propiedades curativas se liberan de estos componentes y se adhieren de forma natural en su organismo a través de la piel.

Los procedimientos espagíricos típicos de la alquimia cosmética nos permiten preservar e intensificar las cualidades positivas y las energías de las plantas. Los principios de la alquimia y las formas herméticas de pensar y hacer están representados en los procedimientos de la alquimia cosmética.

Los materiales empleados son de la más alta calidad y pureza. Todas las plantas se cultivan orgánicamente o se recolectan naturalmente, de una manera controlada y sostenible. La cuidadosa producción de los macerados, aceites, esencias y tónicos de flores se realiza teniendo en cuenta la protección del medio ambiente.

¿Cuáles son los beneficios de la alquimia cosmética?

Las plantas y los seres humanos tienen cada uno su propio patrón de energía natural único. Podemos usar estos patrones de vibración para determinar qué planta funcionaria mejor con cada vibración humana individual. Estas vibraciones determinan si el elemento se utilizará como agente curativo, protección de la piel o como forma de embellecimiento.

Al integrar las esencias y plantas cuidadosamente preparadas y seleccionadas en las cremas y productos de belleza de la alquimia cosmética, sus células se mantendrán estimuladas y radiantes, mientras que su cuerpo se sentirá completamente regenerado.

El objetivo de la alquimia cosmética es liberar la luz, la vibración y la energía más positiva de la materia. Los alquimistas creen que la naturaleza misma es perfecta, pero no siempre es útil para la humanidad. Podemos encontrar sustancias venenosas, alimentos y materiales curativos todos juntos en la naturaleza. Según Paracelso, es tarea de un alquimista separar lo falso de lo correcto. La alquimia por lo tanto puede llamarse el arte de la distinción. A través de estos procesos complejos, se crean productos y esencias de mayor calidad en lugar de simples extractos. Al usar esas esencias obtenemos productos únicos y efectivos para el cuidado de la piel.

Diferencia entre cuidado de la piel con alquimia cosmética y otros productos para el cuidado natural de la piel

El cuidado de la piel a través de la alquimia cosmética se diferencia por su alta calidad y pureza. A lo largo de todo el proceso, no hay fertilizantes químicos ni conservantes que contaminen los ingredientes. Las plantas utilizadas para los productos de alquimia cosmética provienen en al menos el 60% o más de la agricultura orgánica. Las esencias espagíricas producidas tienen una diferencia característica de los aceites esenciales naturales extraídos de la misma planta y con frecuencia son más suaves y beneficiosas para la piel.

Los productos de la alta cosmética natural están completamente libres de cualquier ingrediente químico que pueda dañar su piel. Debido a la pureza y alta calidad de las esencias espagíricas, éstas se aceptan instantáneamente por su piel, haciendo de la alquimia cosmética un tratamiento ideal para exaltar la belleza o para retrasar los signos del envejecimiento.