Mostrando todos los resultados 26

Leches Corporales Naturales

Una piel deshidratada suele mostrarse tirante, áspera y rugosa. Si se prolonga, podrá ser causante de rozaduras y descamación. Por eso, es importante actuar a tiempo.

La leche corporal es fundamental para obtener una piel hidratada y saludable, sobre todo para aquellas personas que tienen la piel seca y/o sensible. La leche corporal es perfecta para disipar los picores y las tiranteces, y también para prevenir la aparición de arrugas.

Cuando la piel está falta de agua, gana flacidez y produce una sensación continua de incomodidad. Nutrirla es imprescindible para que pueda regenerarse correctamente y evitar que se seque.

+
Agotado
¡Oferta!
+
18.69 15.51
¡Oferta!
+
18.69 15.51
¡Oferta!
+
¡Oferta!
+
18.69 15.51
¡Oferta!
+
¡Oferta!
¡Oferta!
+
15.35 12.74
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
+
28.55 23.70
¡Oferta!
+
¡Oferta!
+
14.19 11.78
¡Oferta!
+
¡Oferta!
+
5.45 4.63
¡Oferta!
+
5.45 4.63
¡Oferta!
+
13.90 11.54
¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!
+
¡Oferta!
+
Agotado
¡Oferta!
+
16.95 14.07
¡Oferta!
+

Comprar leche corporal Natural

Otro punto para nada menor a tener en cuenta es que la leche corporal es eficaz para el tratamiento de la celulitis, enfermedad que afecta, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), entre un 85 y 98% de las mujeres. Ellas han tenido o tienen este tipo de padecimiento a partir de la adolescencia. En el caso de los hombres, la mayor cantidad de casos de aquellos que tienen celulitis es por exceso de peso.

Cualquier piel puede deshidratarse, por lo que productos como la leche corporal son imprescindibles para el cuidado y el mantenimiento saludable de nuestro cutis.

Aplicarse una leche corporal hidratante, gracias a su fórmula acuosa y aceitosa a la vez, produce una capa protectora sobre el cuerpo, con la que evitamos que el agua que eliminamos a diario se evapore de forma natural y, por lo tanto, conseguimos que la piel se mantenga hidratada. Por eso, es tan importante hidratarse a diario y hacerlo tras la ducha, porque así nutrimos la piel y le devolvemos su suavidad.