Mostrando 1–24 de 48 resultados

Geles de ducha naturales

El momento de la ducha es uno de los más relajados del día, sobre todo después de una jornada atareada y complicada. Nada mejor entonces que encerrarse un buen rato en el baño y distender el cuerpo y la cabeza con un buen baño.

El gel de ducha es un limpiador líquido diseñado para su uso dentro de la regadera. Están fabricados por tres ingredientes básicos: agua, un agente espumante y betaína.

El gel de ducha es el producto más higiénico a la hora de darse una ducha. Cuenta con principios activos que favorecen la eliminación de la suciedad del cuerpo y que además purifican y aromatizan, eso sí, siempre y cuando los elementos que utilicemos -esponjas o paños de ducha- estén higienizados.


Comprar gel de ducha

Este producto es usado por personas con todo tipo de pieles, seca, sensible, grasa, mixtas. Siempre habrá un gel adaptado a tus necesidades. Por ejemplo, en el caso de las pieles sensibles, lo mejor es optar por limpiadores específicos que no contengan detergentes demasiado agresivos. Otro ejemplo, en el caso de tener la piel grasa se puede utilizar cualquier tipo de gel siempre que contenga un ph 5,5 para evitar así la aparición de granos.

Además de la limpieza, es importante que los elementos que utilizamos aporten a nuestra piel nutrientes para que luzca fresca y saludable. Los geles de ducha actuales son hidrantes y contienen aceites que son esenciales.

Además, hay productos que cumplen dos funciones (el típico 2x1), como aquellos que vienen con champú o exfoliante. Este tipo de geles, por su característica refrescante, es muy útil también para aliviar quemaduras solares leves.