Beneficios del yoga facial. ¿Por dónde empezar?

Beneficios del yoga facial. ¿Por dónde empezar?

Yoga facial: beneficios

 

El yoga facial es una práctica o técnica de belleza que está de moda y todo parece indicar que ha venido para quedarse.

 

En el yoga facial se aplican ejercicios y se siguen técnicas que permiten fortalecer y tonificar los músculos faciales, obteniendo una piel más firme y saludable. Algo similar a lo que ocurre en el cuerpo cuando hacemos yoga, pero afectando al rostro.

 

Estos son los principales beneficios de practicarlo de forma regular:

 

  • Mejora la circulación sanguínea: está demostrado que los ejercicios faciales aumentan el flujo de sangre hacia la piel, lo que puede mejorar la luminosidad y la salud general de la dermis.
  • Reduce la tensión facial: esta técnica también contribuye a aliviar la tensión acumulada en los músculos faciales, lo que puede disminuir la aparición de líneas de expresión y arrugas. Si lo practicas desde joven y de forma regular, vas a poder reducir y retrasar la aparición de las arrugas o líneas.
  • Fortalece los músculos: el yoga facial puede fortalecer los músculos faciales, haciendo que tengas un rostro más firme y unas facciones más definidas.
  • Estimula la producción de colágeno: al aumentar la circulación y ejercitar los músculos, el yoga facial puede ayudar a estimular la producción de colágeno, lo que es esencial para la elasticidad y la firmeza de la piel. 
  • Reduce el hinchazón en los ojos: algunos ejercicios específicos de yoga facial pueden ayudar a reducir el hinchazón en el área de los ojos y mejorar la apariencia de las ojeras, haciendo que se marquen menos.

 

¿Por dónde empezar?

 

Ahora que conoces los beneficios del yoga facial, es posible que te interese probarlo, para disfrutar de todos sus beneficios en tu piel.

 

La realidad es que puedes empezar a practicarlo ya mismo, desde tu casa. Puedes empezar con ejercicios simples, como sonreír ampliamente o masajear la frente con los dedos arriba y abajo para relajar el ceño. También puedes probar ejercicios de estiramiento facial, como abrir y cerrar la boca o inflar las mejillas. 

 

  • Nuestro consejo es que busques ejercicios de yoga facial diseñados para tratar ciertas problemáticas. Así podrás trabajar las partes que más te interesen. Por ejemplo, las arrugas de la frente, el entrecejo, el código de barras, etc.

 

Es importante hacer estos ejercicios frente a un espejo para comprobar que los estés haciendo bien. También es fundamental que exista una constancia, para que puedas disfrutar de sus beneficios y que sean visibles en poco tiempo. Piensa que es una técnica que puedes practicar a diario o al menos un par de veces a la semana


Recuerda combinarlo con tu rutina de cuidado de la piel de día y de noche para obtener los mejores resultados. En iunatural encontrarás todo lo necesario para ponerte manos a la obra y conseguir una piel radiante y más joven.

Abrir chat
1
💬​ ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?