¿Por qué es importante proteger tus labios del frío con bálsamos labiales naturales?

¿Por qué es importante proteger tus labios del frío con bálsamos labiales naturales?

 

Estar expuestos a bajas temperaturas suele ser sinónimo de labios agrietados, y es que nuestros labios son tan sensibles y vulnerables como el resto de nuestra piel.

Pero a diferencia de esta última, que solemos cuidar con cremas especiales para cada zona, hasta dedicarle diariamente rutinas de limpieza y humectarlos en profundidad para lograr una apariencia más sana y fresca, los labios parecen ser recordados solo cuando necesitamos más color.

Tan solo cuando los vemos agrietados nos preocupamos por ellos y nos preguntamos ¿habré tomado suficiente agua?

¿Cómo lograr unos labios luzcan suaves y tersos?


Hidratación es la clave, sin embargo, el tomar agua no suele ser suficiente. Así como las cremas hidratan la piel, nuestros labios necesitan la hidratación que pueden ofrecernos los bálsamos naturales.

Importancia de utilizar bálsamos labiales naturales

Los labios son una parte muy importante de nuestro rostro y es especialmente delicada y sensible. Es cierto que los labios se ven afectados por los cambios bruscos de temperatura y sus efectos son bastante notables, ya que se agrietan y maltratan con mucha facilidad.


Los bálsamos hidratan la piel de tus labios, evitando la aparición de las grietas que, de no cuidarse, provocan heridas. Aunado a esto, los bálsamos cuidan y protegen la piel de los bruscos cambios de temperatura.

Muchos bálsamos labiales pueden generar reacciones alérgicas, es por esto que es importante elegir un bálsamo que posea un origen natural, ya que además de proteger tus labios, aportan nutrientes reparadores, estimulantes y calmantes, que logran ser especialmente eficaces a la hora de prevenir infecciones y restaurar el equilibrio de su pH natural. En iunatural contamos con una amplia gama de bálsamos hechos a base de productos 100% naturales.


Tener los labios hidratados es una necesidad, sin mencionar que nos genera una sensación de bienestar y frescura que se vuelve adictiva, es por esto que resulta muy habitual que nos apliquemos bálsamo labial a menudo una vez que empezamos a utilizarlo.

¿Cuándo utilizarlos?

Si tus labios se encuentran demasiado agrietados, aplicar el bálsamo cada 2 o 3 horas lograrás un paulatino pero evidente cambio, obteniendo unos labios más suaves y firmes.

Sin embargo, es importante no abusar de ellos para que la piel pueda respirar, por lo que también se recomienda que, para su uso diario, solo es necesario aplicar bálsamo labial en tres momentos del día: cuando te despiertas, después de comer o beber y justo antes de irte a dormir.

El motivo de aplicarlo al momento de levantarnos y antes de irnos a dormir es debido a que los labios se deshidratan mientras dormimos, por eso al despertar tenemos los labios secos, hasta agrietados.

Es muy común dormir con la boca abierta y es esto lo que hace que nuestros labios se resequen.

En cuanto a nuestra rutina diaria, cada vez que comemos (ya sea desayuno, almuerzo, cena o algún bocadillo en medio), y a través del día, solemos hacer el gesto inconsciente de pasar lengua sobre nuestros los labios y la saliva produce la irritación de los mismos, sin mencionar que en lugar de humectarlos, los deshidrata.

Por tanto, la rutina ideal para hidratar nuestros labios sería aplicar un bálsamo natural cada vez que terminemos de comer y después de cepillarnos los dientes.

Comprueba en el siguiente enlace las cremas antiedad que tenemos a tu disposición: Ver Productos