Qué son los ambientadores naturales y qué ventajas tienen

Ambientadores Naturales

Qué son los ambientadores naturales y qué ventajas tienen

Mantener el aire fresco interior es tan importante como la limpieza de la casa. Algunos ambientadores comerciales tienen olores muy fuertes que pueden ser causantes de reacciones alérgicas o pueden desencadenar síntomas de asma. Crea tus propios ambientadores naturales con materiales completamente orgánicos para eliminar efectivamente los olores molestos. A continuación repasaremos las distintas opciones y sus beneficios.

¿Por qué usar ambientadores naturales?

Los productos típicos para combatir los malos olores en ambientes interiores que se pueden encontrar en el mercado pueden ser de riesgo para la salud. Esto se debe a que contienen químicos tóxicos como los ftalatos y el diclorobenceno que pueden afectar el sistema nervioso central. Aparte de eso, estos productos son bastante ineficaces, ya que realmente no neutralizan los malos olores. Pero lo que sí es seguro es que pueden afectar negativamente tu sistema respiratorio.

Emplear ambientadores naturales y libres de toxinas es la mejor opción para mantener el aire en casa limpio. Son fáciles de preparar, puede ahorrar algo de dinero y no incrementa la contaminación del aire de tu hogar.

Tipos de olores

Los malos olores tienen diferentes fuentes por lo que difieren en su naturaleza. Los olores pueden ser alcalinos, ácidos o una combinación de los dos. El olor producido por los desechos humanos y animales es alcalino, y se puede eliminar y limpiar adecuadamente con ácidos como el zumo de limón y el vinagre. Por el contrario, los olores de los fluidos corporales se neutralizan fácilmente con bicarbonato de sodio.

Ideas para preparar ambientadores naturales

Elimina el olor desagradable preparando tus propias soluciones que no suponen ningún riesgo para tu salud ni para el medio ambiente. Prepara un ambientador natural fuerte usando ½ taza de vinagre, 1 ½ tazas de agua y 15 gotas de aceite esencial. Viértelo en una botella difusora y rocíalo directamente sobre el área deseada. La eficacia de la solución depende de la concentración del vinagre o del aceite esencial. Esta es una solución adecuada para los olores alcalinos. Combate los olores con una naturaleza ácida disolviendo dos cucharadas de bicarbonato de sodio en agua caliente. Agrega tu aceite esencial preferido y agita la botella.

Si no necesitas deshacerte de ningún olor en particular y simplemente deseas disfrutar de un aroma agradable en el interior de tus espacios, utiliza productos naturales como frutas y especias. Coloca un par de clavos a hervir con las cáscaras de una naranja o limón, deja reposar y aplica con un difusor en la zona deseada. Por otro lado, nada combate mejor los olores como el café. Mézclalo con canela y déjalo reposar al aire libre. Tu hogar tendrá un aroma confortable y agradable.

También puedes mitigar la concentración de malos olores colocando plantas de interior que sirvan como purificadores de aire naturales.

Reducir la contaminación del aire

Los ambientadores naturales son soluciones temporales. Es necesario comprobar la fuente de donde se producen los malos olores. Intenta que tu hogar sea un área para no fumadores. Limpia o cambia los filtros de su sistema de ventilación regularmente, pues son la trampa de polvo ideal y los principales culpables de la contaminación del aire interior.

Los ambientadores naturales son soluciones saludables y ecológicas para mantener tus espacios libres de malos olores. Otro beneficio de usar ambientadores naturales para neutralizar olores molestos es su facilidad de prepararse en casa, abaratando sus costes. También puede emplear los ambientadores naturales como una forma de dar un aroma agradable a tus espacios.

close-link